fbpx
Seleccionar página

Una de las razones por las que muchos estudiantes no logran aprobar sus exámenes es por su mal uso del tiempo.

En realidad, por su falta de organización junto con otras prioridades en su vida cotidiana que también implican cierta inversión de tiempo y que terminan desencadenando un caos en cuanto a nuestra disposición para sentarnos y estudiar.

La universidad exige que ordenes tus tiempos

Es así. No vas a aprobar exámenes si no tienes la suficiente disciplina como para organizar tus horas calendario como para sentarte y estudiar todo lo que necesites para alcanzar la meta de rendir y sacar la materia.

Lo mismo para los exámenes parciales. No puedes estudiar a última hora todos los temas que diste durante al menos cuatro meses. Eso es inhumano.

Lo que te recomiendo que hagas es que desde el día uno en que pisas la universidad (o las salas virtuales de clases) consigas el programa de las materias y empieces a resumir la bibliografía obligatoria.

Consulta a estudiantes avanzados de tu carrera. Habla con los profesores, habla con los estudiantes que están dando la materia por segunda vez.

Haz todo eso con un objetivo en mente: que ningún tema te sorprenda y puedas aprobar cada examen sin perder tu valioso tiempo de clase.

Reprobar una materia, recursarla o desaprobar los exámenes parciales son el equivalente al infierno mismo en cuanto a carreras hablamos. Significa que estamos un poco más lejos de nuestro ideal, sin embargo, eso no nos quita la posibilidad de seguir en búsqueda del aprobado.

Ordenar nuestros tiempos no es solo una cuestión de logros a corto plazo sino también la única forma de asegurarnos que podemos alcanzar nuestro objetivo final, que es recibirnos.

Usa técnicas de organización del tiempo que funcionen por hasta 4 horas

Una de las mejores técnicas que te pueden ayudar a organizar el tiempo es la técnica Pomodoro, que consiste en dividir el tiempo de estudio en “pedazos” de 25 minutos y con pausas de 5 minutos.

Esas pausas funcionan como un recreo para tu cerebro y te permiten mantener un ritmo que favorezca tus aprendizajes.

La idea es que puedas estudiar por un máximo de hasta 4 horas (ya que ese es el tiempo total de atencionalidad que las personas tenemos y que no es recomendable superar por día.)

Si puedes mantenerte enfocado estudiando por más de dos horas ya es un logro, ya que no estamos hechos para pasar tanto tiempo con una concentración que perita recordar y elaborar nuevos aprendizajes.

Claro que hay otras técnicas de uso del tiempo que también puedes usar. Una de las que más recomiendo es usar el teléfono con su alarma activada cada 4 minutos para pausas breves o bien estudiar solo de día, o solo de noche, según tus propios hábitos y estilo de vida (ya que hay personas que encuentran a la noche como su tiempo ideal para sentarse a leer y estudiar tranquilamente).

Lo que debes hacer siempre que quieras tener más tiempo fuera de la universidad

Si eres una persona que disfruta de las fiestas, la música, los amigos y la familia te recomiendo que te tomes muy enserio tu organización del tiempo.

Solamente teniendo el control sobre como haces las cosas y cuánto tiempo inviertes en cada na de esas cosas que te interesan, es como vas a poder alcanzar un nuevo grado de disciplina en el logro de tus metas.

Personalmente, creo que lo único que tienes que haces para tener más tiempo libre para invertirlo en otras cosas que te interesan, es poder organizarte de tal forma que estudies sin agotarte y aprendas sin distraerte.

La clave para ello está en darte el espacio suficiente para crear las condiciones que te favorezcan a ti y solamente a ti. Si prefieres estudiar más de noche, pues hazlo. Si prefieres estudiar en los parques, pues hazlo.

Pero hazlo.

Sé constante, nunca dejes de estudiar y tampoco dejes de lado las otras cosas que te interesan pero recuerda darle tiempo a lo realmente importante por sobre impulsos del momento o por sobre situaciones que no tienen que ver con tus metas principales.

La universidad te va a abrir muchas puertas aunque también te va a mostrar facetas de ti mismo que odies y otras que ames, de ti depende que quieres conservar.

Deja un comentario por medio de Facebook: