fbpx
Seleccionar p√°gina

En primera medida, para hablar de la epistemología y de sus variedades es pertinente que definamos cual es su concepto y de donde proviene. La epistemología en su inicio era definida como la rama de la filosofía que estudiaba el conocimiento pero tiempo después fue aun mas especifica. Hoy podemos decir que la epistemología se encarga de estudiar el conocimiento científico.

Etimol√≥gicamente el vocablo griego ‚Äúepisteme‚ÄĚ hace alusi√≥n a ‚Äúconocimiento y experiencia‚ÄĚ y ‚Äúlogos‚ÄĚ a estudio (o ciencia). La historia de su constituci√≥n es larga y se inicia en la antigua Grecia de la mano de fil√≥sofos reconocidos como Permenides, Plat√≥n, Arist√≥teles y S√≥crates.

Seg√ļn Piaget la epistemolog√≠a es considerada como ‚Äúla teor√≠a del conocimiento valido‚ÄĚ, y se encuentra dotada de una caracter√≠stica: es necesariamente de naturaleza interdisciplinaria, teniendo en cuenta a su vez que el conocimiento no es nunca un estado y constituye siempre un proceso, dicho proceso¬† es el tr√°nsito de una validez menor a una validez superior. Entonces suscita a la vez dos cuestiones: Hecho y Validez. De lo contrario, si se trata √ļnicamente de hechos la epistemolog√≠a se reducir√≠a a una psicolog√≠a de las funciones cognoscitivas; y si se trata √ļnicamente de validez la epistemolog√≠a se confundir√≠a con la l√≥gica.

Piaget clasifica las teorías del conocimiento en tres grandes categorías:

  • Las que parten de una reflexi√≥n sobre las ciencias y tienden a prolongarla en una teor√≠a general del conocimiento. Se llama a esta ‚Äúmetacient√≠ficas‚ÄĚ
  • Las que apoy√°ndose en una cr√≠tica de las ciencias procuran alcanzar un modo de conocimiento distinto del conocimiento cient√≠fico (en oposici√≥n y no como prolongaci√≥n). Se denominan ‚ÄúParacient√≠ficas‚ÄĚ
  • Las que permanecen en el interior de un reflexi√≥n sobre las ciencias. Estas son las cient√≠ficas

Esta clasificación que hace el autor está destinada a demostrar que no hay epistemología separada e independiente de las ciencias.

Epistemología Metacientíficas

Para el tipo de epistemolog√≠a metacient√≠ficas existe supremac√≠a del conocimiento cient√≠fico sobre cualquier otro tipo de conocimiento y por ello se acepta solo el conocimiento cient√≠fico como¬† √ļnico conocimiento valido.

  • Posee un car√°cter reflexivo, descriptivo y normativo, conlleva a conceptos de ciencia b√°sica aplicada, t√©cnica y de relaciones reciprocas.
  • Aqu√≠ mencionamos como ejemplos a Plat√≥n, Arist√≥teles, Descartes, Kant.
  • La epistemolog√≠a plat√≥nica nace de la reflexi√≥n sobre las matem√°ticas.

As√≠ tambi√©n menciono como dato esclarecedor el inicio de las matem√°ticas griegas. Estas surgieron de la reflexi√≥n sobre las matem√°ticas, con Plant√≥n y sobre la l√≥gica con Arist√≥teles. Con la particularidad de ser esencialmente ‚Äúrealistas‚ÄĚ o ‚Äúcontemplativas‚ÄĚ. Estas proyectan en lo real los resultados de las operaciones en lugar de reflexionar sobre estas y manipularlas en calidad de instrumentos m√≥viles y libres de¬† y transformaci√≥n y combinaci√≥n.

Pero tengamos en cuenta lo que dice Piaget, ¬†las operaciones l√≥gicas matem√°ticas, se constituyeron en la historia mucho antes de la experiencia f√≠sica, qu√≠mica o biol√≥gica. Las razones ata√Īen al hecho de que las operaciones l√≥gicas o matem√°ticas extraen de las acciones del sujeto, o de la coordinaci√≥n de estas ejercidas sobre los objetos y no de los objetos como tales, lo cual implica una anterioridad gen√©tica. Por lo tanto las matem√°ticas y la l√≥gica se formaron mucho antes de nuestra era.

Para el realismo, el sujeto cognoscente no interviene en el conocimiento: todavía no existe como sujeto activo y se limita a contemplar.

Epistemologías Paracientíficas

Las epistemologías Paracientíficas parten de una crítica de las ciencias y procura alcanzar un modo de conocimiento distinto al conocimiento científico.

  • Se esfuerzan por partir de una cr√≠tica esencialmente restrictiva de las ciencias para fundar fuera de sus fronteras un conocimiento con una forma diferente. La cr√≠tica restrictiva de las ciencias consiste en limitar las posibilidades del conocimiento de las ciencias. A trav√©s de esto se busca trazar los limites por sobre los cuales las ciencias no podr√≠an pasar, estableciendo que ciertos temas y problem√°ticas son competentes puramente de la reflexi√≥n filos√≥fica.
  • Tienen el inter√©s de preservar un cierto conjunto de valores sociales y morales contra los intentos de ciertas corrientes filos√≥ficas que se esforzaban en reducir todo a enfoque cient√≠ficos (materialismo y positivismo)

En el curso de la segunda mitad del siglo XIX y principalmente en el siglo XX, los progresos del irracionalismo aunados a las naturales resistencias desencadenadas por el desarrollo¬† de las metaf√≠sicas cient√≠ficas entra√Īaron la formaci√≥n de importantes corrientes de pensamiento que¬† desembocan en una teor√≠a del conocimiento de √≠ndole Paracient√≠fica.

Recordemos que el irracionalismo es una corriente filosófica que privilegia el ejercicio de la voluntad  y de la individualidad por encima de la comprensión racional del mundo objetivo. Dentro de la filosofía francesa, la corriente de ideas que pasa  de Jean Ravaisson  a Jules Lachelier y a Etienne Boutroux, para concluir por la epistemología bergsoniana es particularmente significativa en esto. Surgida del deseo de conservar ciertos valores morales contra los peligros de la metafísicas científicas (materialismo y positivismo dogmático)

Bergson construyo una teoría del conocimiento basada simultáneamente en los límites de la ciencia y en los de la razón. Critico explícitamente a la biología y a la psicología que eran contemporáneas de él.

La idea central de Bergson es que la ciencia resulta cada vez menos objetiva y m√°s simb√≥lica a medida que va de lo f√≠sico a lo ps√≠quico, pasando por lo vital.¬† Entonces como de alguna manera hay que percibir algo para simbolizarlo, habr√≠a una intuici√≥n de lo ps√≠quico y mas de lo vital, que la inteligencia sin dudas traspondr√≠a y traducir√≠a pero que no dejar√≠a de superar a la inteligencia. Habr√≠a en otros t√©rminos una inteligencia ‚Äúsupraintelectual‚ÄĚ o bien ‚Äúultraintelectual‚ÄĚ. Pero es necesario comprender que la superaci√≥n de la inteligencia por la intuici√≥n, as√≠ como los prefijos ‚ÄĚsupra‚ÄĚ u ‚Äúultra‚ÄĚ no expresa una mera prolongaci√≥n, se trata en rigor de una diferencia de naturaleza entre los conocimientos intuitivos, por una parte y cient√≠fico o racional por otra.

Por oposici√≥n al conocimiento intuitivo la inteligencia utiliza un m√©todo cinematogr√°fico, es decir, procura pensar lo inestable por medio de lo estable, lo movedizo por lo inm√≥vil, y de ser as√≠ quiere decir que tiene por objeto principal lo ‚Äúsolido inorganizado‚ÄĚ y se orienta como la materia misma en sentido inverso al impulso vital.

Bergson se empecina en defender dos nociones fundamentales que comparte con gran n√ļmero de pensadores, que la inteligencia est√° vinculada a la acci√≥n y que el conocimiento aut√©ntico es una construcci√≥n continua, creadora de nuevas estructuras.

Ahora bien si comparamos el conjunto de esta tesis con lo que despu√©s viene a ense√Īarnos la psicolog√≠a gen√©tica de la inteligencia podemos sostener que la critica bergsoniana subsiste, integra y a la vez presenta un inter√©s decisivo tanto por su coherencia como por su aguda lucidez, pero que no se dirige al n√ļcleo formador de la inteligencia racional y que apunta al otro aspecto del conocimiento intelectual inseparable del primero pero profundamente distinto en sus respectivos destinos gen√©ticos¬† y que llamaremos ‚Äúrepresentaci√≥n imaginada‚ÄĚ. En una palabra Bergson logro √©xito en su cr√≠tica de la imagen pero fracaso en la de la operaci√≥n.

Esta lógica no contiene por adelantado las posteriores estructuras cognitivas, como podría imaginarlo un preformismo en el que todo estaría dado. Está en el punto de partida de construcciones sucesivas y creadoras en cuyo transcurso la acción se transforma en operaciones

Epistemologías científicas

Por √ļltimo las epistemolog√≠as cient√≠ficas buscan la verdad a trav√©s de procedimientos rigurosos y exhaustivos. Tengamos en cuenta que estas no son mejores que las anteriores, sino que tienen por objetivo exclusivo la explicaci√≥n del conocimiento cient√≠fico y¬† considera como el √ļnico posible. La epistemolog√≠a descansa entonces en un an√°lisis de car√°cter cient√≠fico pues estudia toda la practica cient√≠fica, y por ser la ciencia un proceso acumulativo, los estudios que se realicen han de ser concebidos en ‚Äúproceso de devenir‚ÄĚ o bien, de la ciencia ‚Äúhaci√©ndose‚ÄĚ.

Piaget le asigna tres fuentes:

1-La primera es de carácter moralizador ante las continuas e inquietantes transformaciones de las ciencias, algunas epistemologías han querido fijar los principios de estas de acuerdo con un sistema de normas y en esto es en lo que esencialmente consiste la tendencia positivistas, desde la doctrina de Comte hasta el neopositivismo vienes y anglosajón contemporáneo.

2-la segunda fuente ah consistido en el interés que, de Cournot a Brunschvieg, Cassirer y muchos otros, buscaron en la filosofía de las ciencias  las informaciones que acerca de las transformaciones del conocimiento  no podían suprimirles la reflexión especulativa.

3-la tercera fuente cuya importancia que no deja de crecer, es la reflexi√≥n de los cient√≠ficos mismos sobre los instrumentos de conocimientos de que disponen sus ciencias, una reflexi√≥n destinada no a ‚Äúhacer filosof√≠a‚ÄĚ, sino a sobrepasar la crisis, cuando estas, al no provenir simplemente¬† de divergencias con respecto a los resultados obtenidos, ponen en juego el valor de los conceptos o de los principios utilizados para obtener aquellos.

Por √ļltimo Piaget plantea que el car√°cter propio del conocimiento cient√≠fico es llegar a cierta objetividad y que sea cada vez m√°s rigurosa mediante un doble movimiento de adecuaci√≥n respecto del objeto y de descentraci√≥n del sujeto individual con respecto al sujeto epist√©mico.

En conclusión

La historia del conocimiento es bastante extensa como lo ven√≠amos viendo, inici√°ndose en una era inmemorial de la mano de fil√≥sofos que pretend√≠an alcanzar un conocimiento mediante la pura especulaci√≥n filos√≥fica y para los cuales era totalmente v√°lido incluso para ese contexto; pero a medida que paso el tiempo esto fue reformul√°ndose debido tambi√©n a los diversos acontecimientos hist√≥ricos, pol√≠ticos y sociales que incidieron en los cambios y en la manera de plantear o plasmas los conocimientos y sus ‚Äúverdades‚ÄĚ. En esta historia podemos ver las cr√≠ticas que reciben las diversas epistemolog√≠as y las particularidades de cada una, as√≠ tambi√©n¬† como estos pensadores se val√≠an de una metodolog√≠a que acompa√Īa su manera de reflexionar y de presentar como valido dicho conocimiento.

Piaget por su parte es un gran epistemólogo que tiene una perspectiva interdisciplinaria innata que es plasmada en la teoría biológica del conocimiento que plantea, además de tener un sentido crítico exhaustivo  de las teorías precedentes y también audacia al tomar como aportes algunos enunciados de otras teorías que enriquecieron la misma epistemología genética.

Se puede observar que hay elementos inherentes a todo acto de conocimiento y en este recorrido se distingue al sujeto cognoscente, que act√ļa y del cual tambi√©n se pueden extraer las estructuras cognitivas, el objeto de conocimiento la metodolog√≠a que es la encargada de validar o refutar los conocimientos hasta el momento dados.

Es de suma importancia para los estudiantes que puedan conocer la historia del conocimiento ya que esto nos permite ubicarnos en el tiempo, espacio, y contextos que facilita el entendimiento de la historia, nos permite identificar qué perspectivas pertenecen a determinadas corrientes, cuales se enfrentan en versus, las ideologías políticas que se encuentran detrás y que inevitablemente generan influencia sobre en el predominio de alguno sobre otro.

Fuente: Lógica y conocimiento científico bajo la dirección de Jean Piaget.

 

 

Deja un comentario por medio de Facebook: